Un juez de audiencia acogió una acusación del Ministerio Público por tráfico de drogas, lavado de dinero y crimen organizado en contra del empresario nicaragüense Henry Fariñas, que conducía el automóvil en el que encontró la muerte el cantautor argentino Facundo Cabral.

Fariñas resultó herido en el ataque a tiros dirigido en su contra, pero que terminó con la vida de Cabral en el hecho ocurrido en Ciudad de Guatemala en julio de 2011 cuando el nicaragüense se ofreció a llevar al cantante hasta el aeropuerto.

El Juez quinto distrito Penal de Audiencia, Julio César Arias, dijo haber encontrado "suficientes elementos de comisión del delito" para admitir y dar trámite a la acusación y fijó para el 30 de abril la audiencia inicial del juicio.

El magistrado sostuvo que la acusación fue "clara, precisa y específica" como para admitirla.

Al final de la comparecencia Fariñas dijo a los periodistas que pedía a su familia confiar en él y que no aceptaba los cargos.

La acusación contra Fariñas fue presentada por el fiscal especial de la Unidad Anticorrupción, Javier Morazán, que se fundamentó en una investigación de la policía iniciada en 2010.

De acuerdo con la investigación, Fariñas trabajaba para el grupo de narcotraficantes conocido como "Los Charros", de origen mexicano, por recomendaciones de Alejandro Jiménez, alias "Palidejo", arrestado recientemente en Colombia, y señalado de haber pagado a sicarios para eliminar a Fariñas. Se ha dicho que "Palidejo" era colaborador de un pequeño grupo narcotraficante colombiano conocido como "Los Fresas".

El juez ordenó además el arresto de William Vargas Conrado, Julio Antonio Calero Pasos, Guillermo José Blandón Cerda y el estadounidense, Gerald James Shackelford, supuestamente implicados en las actidades de Fariñas.

Al mismo tiempo el magistrado ordenó a la Superintendencia de Bancos solicitar a las instituciones financieras los movimientos bancarios de Fariñas y su grupo, así como las operaciones de al menos una docena de sociedades anónimas que utilizaban para lavar dinero, con el fin de congelar sus fondos.

El Juez ordenó también prisión preventiva contra los tres acusados en las cárceles de la Dirección de Auxilio Judicial donde tanto Fariñas como los implicados guardan prisión desde el jueves.

La banda "Los Charros" fue desarticulada recientemente por las autoridades policiales de Nicaragua y Costa Rica, y sus integrantes estan encarcelados en esta capital.

Según las mismas investigaciones, Fariñas traficaba drogas desde Costa Rica a Nicaragua del grupo "Los Fresas" para "Los Charros", pero en esas operaciones se habría quedado con alguna droga enviada por "Palidejo" lo cual motivo el atentado.

La Fiscalía informó que varias propiedades del nicaragüense fueron allanadas por sus agentes que retuvieron vehículos de su propiedad.