El presidente Rafael Correa aseguró el sábado que exigirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos transparentar su actuación en el caso del diario El Universo y difundir lo tratado en las sesiones reservadas del organismo.

"Desde Washington intervinieron descaradamente en un proceso judicial que estaba en marcha, entonces les estamos pidiendo cuentas", afirmó durante su programa sabatino "Diálogo con el presidente".

"Vamos a exigir que nos demuestran cómo se decidió pedir medidas cautelares frente a una sentencia que ni siquiera estaba notificada", agregó.

Correa cuestionó que las sesiones de la comisión sean "confidenciales" en contradicción con la defensa de la libertad de expresión que "incluye el acceso a la información de los ciudadanos para poder expresarse en base a esa información", dijo.

"Les vamos a exigir que transparenten su propia sesión", añadió el gobernante y exigió "un poquito de coherencia" a la CIDH, organismo que califica de "burocracia internacional".

Insistió que la comisión "depende de los estados de la Asamblea General de la OEA ... y les vamos a pedir cuentas por las barbaridades que hicieron", acotó.

El régimen cuestionó el pedido de medidas cautelares que realizó la CIDH en favor de tres directivos de diario El Universo y su ex director de Opinión, sentenciados a tres años de prisión y el pago de 40 millones de dólares, por injurias calumniosas contra el gobernante. El fallo no se ejecutó luego que Correa perdonara a los sentenciados.

El jueves, el canciller Ricardo Patiño acusó públicamente a la CIDH, durante su participación en una sesión extraordinaria de la OEA, de haber actuado con celeridad en el dictamen de medidas cautelares en el caso El Universo. La versión fue negada por representantes de la instancia.