Más de 282 personas han muerto tras una serie de explosiones en un arsenal, ocurrida a principios de mes en la República del Congo, indicó el sábado un funcionario.

Pierre Moussa dijo que el número de muertos aumentó debido a que las cuadrillas de revisión han hallado más cadáveres en la capital. Agregó que el número de víctimas podría crecer aún más.

Las autoridades habían informado previamente que al menos 246 personas murieron en las detonaciones del 4 de marzo.

Moussa dijo que esas cuadrillas han recolectado y destruido más de 16 toneladas de municiones.

Las explosiones empezaron tras registrarse un incendio en un depósito de armas en el interior de una barraca del ejército, lo que detonó una letal lluvia de granadas, municiones de mortero, proyectiles y cohetes.