El francés Thierry Henry marcó el sábado su primer triplete en la MLS y preparó otro gol para que los Red Bulls de Nueva York arrollaran 5-2 al Impact de Montreal.

Kenny Cooper y Mehdi Ballouchy también anotaron para la segunda victoria consecutiva de los Red Bulls en su estadio después de perder sus dos primeros partidos de la temporada como visitantes. Nueva York ha marcado nueve goles desde que regresó a casa, cinco de ellos de Henry, quien también ha puesto dos pases para anotación.

Sanna Nyassi y Justin Mapp marcaron para Montreal, que aún no gana. El Impact, que había logrado un gol en sus primeros tres partidos, ganaba por 1-0 y 2-1 antes del estallido goleador de la estrella francesa de los Red Bulls.

El triunfo de los Red Bulls llegó con un costo. El mexicano Rafael Márquez sufrió una lesión en la ingle y no jugó el segundo tiempo.

En otro partido en Chester, Pensilvania, la sólida defensa de Vancouver estuvo de nuevo afinada y los Whitecaps se mantuvieron invictos tras un empate sin goles con el Union de Filadelfia.

Los Whitecaps no han recibido gol en sus primeros cuatro partidos, un total de 360 minutos. La marca en la liga de la mayor racha sin anotaciones al comienzo de una temporada es de 421 minutos y la impusieron los Red Bulls de Nueva York en el 2007.

El Union consiguió su primer punto del año después de tres derrotas consecutivas. Filadelfia, Montreal y Toronto FC son los tres equipos que todavía no han ganado en la liga.

Más temprano, Bernardo Anor anotó a los 56 minutos y el Crew de Columbus se impuso 1-0 al Toronto FC.

Anor adelantó al Crew luego de que el capitán de Toronto, Julián de Guzmán, perdió la posesión en la mitad del campo. Columbus avanzó hacia la puerta y, luego de una serie de pases, un intento de despeje por el zaguero Logan Emory rebotó directamente a Anor, quien remató a quemarropa.

El delantero de Toronto Danny Koevermans tuvo una buena oportunidad a los 11 minutos, cuando un mal despeje le dejó con el balón cerca del punto de penal, pero su disparo fue directamente a las manos del arquero Andy Gruenebaum.

En Carson, California, el Revolution de Nueva Inglaterra ganó por 3-1 al Galaxy de Los Angeles con anotaciones en la primera mitad de Kelyn Rowe y Chris Tierney. Saer Sene anotó a los 65 minutos para poner arriba 3-0 a Nueva Inglaterra.

El Galaxy, campeón defensor, prescindió de su capitán Landon Donovan, quien tiene un esguince en una pierna. El Galaxy, que jugó sin el británico David Beckham en el segundo tiempo, anotó el del honor a los 78 minutos por intermedio de Robbie Keane a pase de Edson Buddle.

Los Earthquakes de San José derrotaron de visitantes 1-0 a los Sounders de Seattle con gol de penalti del delantero Chris Wondolowski, quien consiguió su cuarta anotación de la temporada y tercero que da el triunfo a su equipo.

Wondolowski consiguió el gol a la mitad del primer tiempo y el portero Jon Busch logró su segundo partido sin recibir gol.

La anotación derivó de la falta que cometió el defensivo de Seattle, Marc Burch, contra el delantero de los Earthquakes, Steven Lenhart, en el área grande.

En otro encuentro, Kyle Beckerman anotó en tiempo extra después de que Jonny Steele lograra el empate a los 89 minutos y el Real de Salt Lake remontara para derrotar de visitante por 3-2 a los Timbers de Portland.

Steele, que entró de cambio casi al final, venció al portero de Portland, Troy Perkins, después de que el Real estuviera abajo en el marcador 2-1 en la segunda mitad. Después, el gol de Beckerman aturdió a la multitud que atestaba el estadio Jeld-Wen.

Darlington Nagbe anotó dos goles para los Timbers y se convirtió en el jugador de Portland que ha logrado más de un gol en un partido desde que Jorge Perlaza anotara dos tantos en el primer encuentro en casa de los Timbers en 2011, su temporada inaugural en la MLS.