Agnieszka Radwanska le rompió el servicio a Maria Sharapova en el último game de cada set para imponerse el sábado 7-5, 6-4 y ganar el título del Masters de Miami.

Sharapova, ganadora de tres títulos de Grand Slam, ha perdido sus cuatro finales en Cayo Vizcaíno, donde la rusa fue subcampeona en 2005, 2006 y 2011.

El patrón va más allá del sur de Florida. Sharapova, segunda en el escalafón, perdió la final del Abierto de Australia y del Indian Wells ante Victoria Azarenka, la número uno del mundo, con lo que suma tres derrotas en finales este año.

"Siempre es duro, por que hiciste un trabajo realmente bueno para llegar allí", dijo Sharapova. "Obviamente siempre es la ronda más difícil".

Radwanska ganó el noveno título de su carrera y segundo del año. La polaca, cuarta del ranking mundial, ha perdido sus cuatro duelos de 2012 contra Azarenka y ha ganado sus 26 duelos contra el resto de sus oponentes.

Radwanska se conformó con jugar a la segura desde la línea de fondo, alargando los rallies a la espera que Sharapova cometiera algún error. La rusa sumó 45 errores no forzados, muchos con su revés, mientras que la polaca sólo cometió tres y salvó los tres puntos de quiebre que encaró.

"Ella golpeó un montón de buenas pelotas en carrera, y fueron profundas", dijo Sharapova. "No sólo las devolvió, les puso algo. Después están algunos errores que cometí en puntos importantes, pensé que quizás no debí haber ido tanto por la línea y apuntarle un poco más cerca del medio".

En un día soleado y caluroso, Sharapova se colocó una toalla mojada alrededor del cuello en los cambios, aunque el calor no pareció afectar mucho a las finalistas.

Sin embargo, Sharapova no pudo con la presión a la hora de defender su servicio. Sacando en 5-6 en el primer set, la rusa cometió cuatro errores no forzados para perder la manga.

El patrón fue similar en el segundo, cuando Radwanska sólo tuvo un punto de quiebre, el último del partido. Sharapova envió una derecha larga para darle el título a su oponente.

"El de hoy fue un partido muy apretado", dijo Radwanska. "Pienso que fui mejor apenas por un par de puntos en cada set".

El número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, enfrentará el domingo al británico Andy Murray en la final de la rama masculina.