El presidente paraguayo Fernando Lugo tiene bajo control el cáncer que le diagnosticaron en agosto de 2010 pero debe bajar de peso, informó el viernes su médico personal Jorge Querey.

Los tumores linfáticos de tipo no Hodgkings se encuentran en la ingle, tercera vértebra lumbar y tórax.

Querey dijo en conferencia de prensa frente al hospital privado Migone de Asunción que el tratamiento con medicamentos fue supervisado por el especialista del el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, Brasil, Frederico Costa.

"Este fue el octavo control y tratamiento de los doce previstos, cada dos meses, tras la quimioterapia del año pasado. Lo hicimos en Asunción porque no hubo necesidad de efectuar imágenes", acotó.

Querey, quien también es secretario general del palacio de Gobierno, precisó que "el cáncer está controlado pero estos cuidados con medicación deben hacerse durante dos años".

"El presidente Lugo seguirá atendiendo los asuntos oficiales con normalidad pero este fin de semana reposará. En los días siguientes deberá hacer largas caminatas y bajar de peso", sin especificar cuántos kilos tiene actualmente el mandatario ni cuantos debe perder.

Lugo tiene 60 años y su mandato culminará el 15 de agosto de 2013.

Mientras el mandatario era atendido, un grupo de médicos sindicalizados se manifestó frente al hospital para solicitar la renuncia de la ministra de Salud Pública, Esperanza Martínez. Lugo los eludió retirándose por una salida alternativa.