Un fiscal de Florida desestimó un cargo por violencia doméstica que pesaba contra el pelotero dominicano Manny Ramírez porque su esposa no cooperará con la investigación.

Un vocero del fiscal Michael Satz dijo el viernes que la fiscalía no pudo entregar una citación a la esposa del toletero, quien es la supuesta víctima. Ramírez se declaró inocente de abofetear a su esposa en un incidente el 12 de septiembre, en el que la mujer dijo que se pegó con la cabecera de la cama.

El toletero firmó un contrato de ligas menores con los Atléticos de Oakland, pero tiene que cumplir una suspensión de 50 partidos por dopaje antes de poder jugar esta temporada en Grandes Ligas.