La familia de Marcelo Valentino Gómez Cortés, el joven chileno de 28 años asesinado por un agente de la policía, pidió resarcimiento económico al Ayuntamiento de Milán, informó el viernes su abogado.

La viuda y sus dos hijos de 5 y 7 años "están en serias dificultades económicas y escribieron una carta al municipio de Milán para pedir un resarcimiento por los daños sufridos", expresó el abogado Corrado Limentani.

El agente Alessandro Amigoni se encuentra sometido a proceso, acusado de homicidio voluntario por haberle disparado a Gómez Cortés por la espalda el 13 de febrero cuando huía tras protagonizar una pelea en plena calle de la ciudad italiana.

Según Roberto Pellicano, fiscal de Milán que tiene a su cargo la investigación, el policía disparó a corta distancia, a un mínimo de 50 centímetros y a un máximo de 2,80 metros.

El abogado explicó que la familia del chileno había recurrido al municipio porque la policía local está bajo su jurisdicción.