El mexicano Sergio Pérez cree que en dos o tres años podrá ser un candidato a ganar el campeonato mundial de Fórmula Uno, pero insistió que no hay fundamento a los rumores que lo colocan en Ferrari la próxima temporada.

El piloto de 22 años de Sauber se convirtió el domingo en el primer mexicano que sube a un podio de la Fórmula Uno desde 1971, al terminar segundo en el Gran Premio de Malasia.

"Checo" Pérez estuvo cerca de ganar la carrera, pero un error en el tramo final provocó que fuese superado por Fernando Alonso de Ferrari.

"Creo que en unos dos tres años ya puedo estar peleando por un campeonato de mundo", dijo Pérez el viernes en una rueda de prensa en su ciudad natal de Guadalajara.

Incluso antes de su buen resultado en Malasia, algunos informes de prensa vinculaban a Pérez con Ferrari, pero el mexicano reiteró que esos rumores son faltos, aunque admitió que le gustaría manejar por uno de los equipos principales.

"Obviamente en un futuro mi meta es estar en un equipo grande, estar peleando por victorias", reconoció. "Para mí lo más importante es tener un coche que me da la posibilidad ganar carreras".

Pérez manejó en 2011 su primera temporada en la Fórmula Uno y terminó 16to, con 14 puntos. Este año ya acumula 22 puntos y marcha quinto, en gran medida gracias a su desempeño en Malasia.

La tercera carrera del campeonato será el 15 de abril en China.

Alonso encabeza la clasificación con 35 unidades, seguido por los pilotos de McLaren, Lewis Hamilton y Jenson Button, con 30 y 25 puntos, respectivamente.