La Asamblea Legislativa autorizó al gobierno del presidente Mauricio Funes a suscribir dos préstamo por 206,5 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo, que serán destinados a programas del cambio climático y de salud.

El primer crédito, por 200 millones de dólares, fue aprobado la noche del jueves por 57 de los 84 diputados de la Asamblea Legislativa. Los fondos serán destinados para financiar el "programa integral de sostenibilidad fiscal y adaptación al cambio climático para El Salvador".

El programa tiene como objetivo "contribuir con un proceso de reformas de políticas destinadas a mejorar la sostenibilidad fiscal", para que se adapte a las circunstancias del cambio de clima.

La Comisión Económica para América Latina, adscrita a la ONU, reportó que las lluvias en octubre afectaron a 2,6 millones de personas en Centroamérica, dejando daños y pérdidas por un total de 1.968 millones de dólares y siendo El Salvador el país más afectado con el 55% de la población afectada.

En este país, el fenómeno meteorológico dejó pérdidas estimadas en 902 millones de dólares, 4,25% del producto interno bruto (PIB) de 2010, principalmente por daños en transporte y viviendas, además de pérdidas en la agricultura, ganadería y pesca.

El segundo préstamo, por 6,5 millones de dólares, fue aprobado con los votos de 65 de los 84 diputados y será destinado para financiar el "Programa de Salud Mesoamericana 2015 de El Salvador".

Salud Mesoamérica 2015, una iniciativa de cinco años de duración que concluye en 2015, que está dirigida a la población más pobre de la región, principalmente mujeres y niños, que tienen limitado acceso a intervenciones en salud de probada eficacia, según el sitio web del proyecto.

La Iniciativa financiará proyectos en las áreas de salud reproductiva, salud materna y neonatal, nutrición materna e infantil, vacunación, y prevención y control de malaria y dengue.

La Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que gobernó de 1989 a 2009, no aprobó los prestamos y la diputada Milena Calderón dijo que "hemos sido una oposición responsable, propositiva, pero no podemos seguir permitiendo esto, y no hemos dado nuestros votos, cuando han sido prestamos de libres disponibilidad, donde se despilfarra".