La policía de fronteras desmanteló un campamento utilizado supuestamente por grupos armados irregulares colombianos en una zona de la selvática provincia de Darién, limítrofe con Colombia.

El director del Servicio Nacional de Fronteras, comisionado Frank Abrego, dijo el viernes al noticiario TVN Noticias del canal 2 que el desmantelamiento se realizó la noche del jueves en las cercanías del río Tuquesa, en los que fue el tercer refugio ilegal encontrado en Darién últimamente.

Abrego señaló que el lugar fue utilizado por "organizaciones narcoterroristas", aunque aclaró que no se encontró a nadie en el campamento. Agregó que se halló comida y armas, y que tiene informes de que fue utilizado por inmigrantes africanos y cubanos en su intento por ingresar al país a través de esa zona boscosa.

La oficina de medios y relaciones públicas de la institución policial informó a la AP que Abrego se desplazó hacia ese lugar el viernes.

Las autoridades aseguran que miembros de la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) operan en la boscosa frontera y cruzan a Darién.

La policía fronteriza ha reportado varios enfrentamientos en los últimos tiempos con grupos armados del vecino país y ha realizado capturas de drogas en tierra y en las costas de esa provincia del oriente panameño.