Cifras oficiales muestran una caída de la inflación en los 17 países que usan el euro como moneda a 2,6% en el año a marzo en relación con el 2,7% del mes previo.

La caída reportada por Eurostat, la agencia de estadísticas de la Unión Europea, no fue tan grande como se había previsto. el consenso en los mercados era que la tasa cayera a 2,5%.

La inflación en la eurozona se mantiene por arriba del objetivo del Banco Central Europeo de mantener los precios subir menos de 2%. Eso sugiere que el BCE tiene menos espacio para recortar más las tasas de intereses de quererlo.

Los rampantes precios del petróleo en semanas recientes han generado preocupaciones de que la inflación no pueda caer hasta el objetivo tan rápido como se esperaba.