Un avión no tripulado, al parecer estadounidense, disparó en las primeras horas del viernes dos misiles contra una casa en el noroeste de Pakistán, con resultado de cuatro rebeldes muertos, dijeron funcionarios de inteligencia.

Pakistán ha intensificado sus demandas de que Estados Unidos ponga fin a este tipo de acciones en tanto que el ataque podría complicar los esfuerzos de Washington para lograr que Islamabad permita de nuevo el envío — a través de su territorio — de suministros para la OTAN en Afganistán.

Pakistán cerró en noviembre su frontera a la OTAN en represalia por los ataques aéreos estadounidenses en los que perdieron la vida 24 soldados paquistaníes.

El parlamento paquistaní examina una revisión al marco de las relaciones de Pakistán con Estados Unidos en tanto que Washington confía en que esta iniciativa resulte en una reapertura de las rutas de abastecimiento para la OTAN.

Sin embargo, la demanda principal es que Estados Unidos ponga fin a los ataques con aviones no tripulados y que han suscitado aversión antiestadounidense en Pakistán debido a que diversoss sectores consideran que los muertos han sido principalmente civiles.

Estados Unidos rechaza esta aseveración, pero una investigación independiente señala lo contrario.

El ataque del viernes tuvo como objetivo una vivienda en Miran Sha, el principal poblado en la zona tribal de Waziristan del Norte, un baluarte importante de los rebeldes del Talibán y al-Qaida, dijeron funcionarios de la inteligencia paquistaní que solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones a la prensa.

Los cuatro rebeldes muertos y tres heridos en el ataque provenían de Uzbekistán, dijeron las fuentes. Las identidades de estas personas no estaban precisadas del todo. El ataque tuvo lugar mientras el grupo dormía, dijeron las autoridades.

Estados Unidos en rara ocasión hace declaraciones públicas sobre las acciones militares secretas que la CIA efectúa con aviones no tripulados en Pakistán.

Sin embargo, fuentes de Estados Unidos han dicho en privado que las incursiones con este tipo de aeronaves son importantes en la guerra que su país libra contra los rebeldes islamistas y mediante las cuales han eliminado a comandantes del Talibán y al-Qaida.