Tampa Bay se embaló a los playoffs gracias al aporte de Jeremy Hellickson, quien fue galardonado como el Novato del Año de la Americana. Craig Kimbrel, el laureado de la Nacional, fijó un récord para un novato al conseguir 46 rescates con Atlanta.

Ahora, los Rays y Bravos cuentan con otros dos jóvenes lanzadores que buscan causar un impacto similar.

Atención a estos novatos, comenzando con un par de jugadores que intentan seguir los pasos de un compañero de equipo:

Matt Moore, lanzador zurdo de Tampa Bay: Moore lanzó en cinco juegos la pasada temporada, pero eso bastó para que los modestos Rays le diesen un contrato de 14 millones de dólares por cinco años en diciembre. El pacto incluye tres opciones que el club podrá ejercer y con ello dejarlo en casi 40 millones por ocho años. No se puede obviar que una de esas aperturas fue una magistral actuación de siete innings en el primer juego de la serie de primera ronda en Texas.

— Julio Teherán, lanzador derecho colombiano de Atlanta: Olvídense de la desastrosa salida de pretemporada en la que Teherán fue bombardeado con seis jonrones en dos innings ante Detroit. El derecho de 21 años es una de las grandes promesas del montículo, recibiendo comparaciones con Pedro Martínez. La pasada temporada, en Triple A, tuvo marca de 15-3 con 2.55 de efectividad. Los Bravos también en cola a otro pitcher: el derecho panameño Randall Delgado.

— Yu Darvish, lanzador derecho japonés de Texas: Los Rangers pagaron 111 millones para importar a Darvish, quien registró foja de 93-38 y 1.99 de efectividad en las últimas siete temporadas en Japón. Fue laureado dos veces como el más valioso de la Liga del Pacífico, encabezando la estadística en tres ocasiones.

— Yoenis Céspedes, jardinero cubano de Oakland: Todos quedaron sorprendidos cuando los Atléticos lograron adquirir en febrero al toletero de 26 años con un contrato de 36 millones y cuatro años. Ya hizo ruido al conectar un jonrón en su segundo juego en las mayores, disputado en Japón esta semana y en el primero le pegó un doble a Félix Hernández.

— Jesús Montero, receptor venezolano de Seattle: El receptor debutó en septiembre pasado y bateó para .328 con cuatro jonrones y 12 remolcadas en 18 juegos con los Yanquis, que luego le transfirieron a los Marineros. El gerente general de los Yanquis Brian Cashman afirmó que Montero podría ser el mejor pelotero que ha transferido.

— Mike Trout, jardinero de los Angelinso de Los Angeles: Tiene 20 años y los Angelinos tiene demasiada gente en los jardines, así que deberá empezar en las menores. Hizo su debut en las mayores el año pasado con promedio de .220 con cinco jonrones y 16 impulsadas en 40 juegos.

— Devin Mesoraco, receptor, y Zack Cozart, torpedero, de Cincinnati: Los Rojos quieren regresar a los playoffs, tras decepcionar el año pasado, con un par de prospectos en posiciones clave. Pero no son novatos cualquiera. Cozart brilló en su experiencia de 11 juegos con Cincinnati la pasada temporada, al batear para .324 con dos jonrones hasta que sufrió una lesión en el hombro. Mesoraco, considerado como uno de los mejores prospectos para la receptoría, bateó para .180 en 18 juegos en 2011, pero su promedio fue de .280 en Triple A.

Bryce Harper, jardinero de Washington: Los Nacionales enviaron a Harper a Triple A para que gane experiencia en el jardín central. Jugó en Doble A el año pasado con promedio de .256, tres jonrones y siete remolcadas. Su esperado debut en las mayores debe darse en algún momento de 2012.

— Drew Pomeranz, lanzador zurdo de Colorado: La pieza que obtuvieron los Rockies al transferir a Ubaldo Jiménez a Cleveland. El pitcher de 23 años debutó el 11 de septiembre ante Cincinnati y cubrió cinco innings en blanco.