Jeffrey Webb de las Islas Caimán será el sucesor de Jack Warner como presidente de la CONCACAF.

La CONCACAF informó el jueves que Webb es el único candidato que fue nominado al puesto. La elección se realizará el 23 de mayo en Budapest, Hungría, sede del Congreso de la FIFA.

Warner, de Trinidad y Tobago, asumió la presidencia de la CONCACAF en 1990 y se vio forzado a renunciar el 20 de junio tras verse involucrado en una trama de corrupción.

Warner y Mohamed bin Hammam, presidente de la Confederación Asiática, fueron suspendidos por la FIFA tras ser acusados de ofrecer sobornos de 40.000 dólares por el voto de dirigentes caribeños.

Bin Hammam intentaba captar votos en su fallido campaña por desplazar a Joseph Blatter de la presidencia de la FIFA.

Webb, un banquero de 47 años, completará los últimos tres años del mandato de cuatro de Warner, quien había sido reelegido a fines de mayo.

"Quisiera reconocer y agradecer a las asociaciones miembros de CONCACAF ... por haber demostrado tener confianza en mí a través de su apoyo para mi nominación como presidente", dijo Webb, de acuerdo con un comunicado de la CONCACAF.

Webb ha presidido la Asociación de Fútbol de las Islas Caimán durante los últimos 21 años.