Miembros de las familias más antiguas de Texas develaron el jueves el primer monumento que honra las contribuciones de los "tejanos", los colonizadores hispanohablantes que llevaron la cultura europea y vaquera al estado.

Bandas de mariachi tocaron música tejana tradicional en el histórico jardín sur de la sede legislativa estatal durante una ceremonia en la que destacó el monumento, que con 48 metros cuadrados (525 pies cuadrados) es uno de los más grandes en terrenos del Capitolio.

Estatuas de bronce montadas en una placa de granito de 250 toneladas representan a un explorador español, a un vaquero montando su caballo, a un toro de cuernos largos, a una vaca y a una familia de colonizadores.

La senadora Judith Zaffirini, la primera hispana elegida al Senado estatal, elogió a los legisladores que ayudaron a aprobar el proyecto de ley que hizo posible la construcción del monumento. También agradeció a los donadores privados que ayudaron a diseñar y financiar la escultura del artista Armando Hinojosa, un descendiente del fundador de Laredo, Don Tomás Sánchez.

"La historia de Texas es la historia de los tejanos", dijo Zaffirini en español y en inglés.

Andrés Tijerina, el orador principal de la ceremonia y experto en historia de los tejanos del Colegio Universitario de Austin, relató cómo los tejanos se asentaron en Texas 150 años antes de que los primeros anglosajones llegaran al territorio.

Explicó cómo los vaqueros, los ranchos y gran parte del lenguaje y la cultura moderna de Texas proviene de los primeros asentamientos tejanos a lo largo del río Bravo — que marca parte de la actual frontera con México — y las costas del Golfo de México, y que después fue adoptada por los inmigrantes anglos.

El monumento tejano "es un testamento del legado de la Texas moderna y de los tejanos vivos que están aquí con ustedes", dijo Tijerina. "Es porque son texanos que los tejanos vienen aquí hoy a reclamar su lugar en el futuro de Texas".

Descendientes de los primeros colonizadores tejanos y de los fundadores de la Texas moderna develaron cuatro de las siete estatuas de bronce del monumento.

Los texanos se enorgullecen de una historia que se desarrolló bajo seis diferentes naciones, incluyendo España y México, pero los historiadores señalan que se le da demasiada atención a los líderes anglohablantes. Este monumento ayudará a revertir eso, dijo Tijerina.