Temores sobre una ralentización tanto en Estados Unidos como en China, las dos mayores economías mundiales, afectaba a los mercados globales el jueves, provocando que los inversionistas asuman sus ganancias al final de lo que de otra manera había sido un trimestre rentable.

Los indicadores que se han publicado en Estados Unidos han decepcionado en días recientes, en días recientes con las cifras de los bienes duraderos — productos como aviones, electrodomésticos y herramientas de construcción — elevándose menos de lo esperado en enero.

Aunque el mercado laboral se ha recuperado paulatinamente, el inmobiliario — la espina en la economía estadounidense — sigue siendo débil con la caída de los precios de la vivienda.

El desempeño de la economía de Estados Unidos, que consume más que cualquier otro país, está cada vez más ligada a la de China, que produce y exporta la mayor parte de esos bienes.

Por tanto, un marcado deterioro en los indicadores económicos chinos ha agravado las preocupaciones de que ambas economías se desaceleren una a la otra. El poco entusiasta consumo mundial, junto con el incremento en el costo de la mano de obra, energía y materias primas, pesan sobre los fabricantes chinos.

En Europa, el índice británico FTSE 100 estaba 0,8% por abajo a 5.760,59, el DAX alemán perdía 1,1% a 6.921,66 unidades y el CAC-40 francés iba 0,8% a la baja a 3.402,97 puntos. El euro perdía 0,3% para colocarse en 1,3279 dólares.

Los mercados a término en Wall Street estaban mixtos ya que los corredores esperaban la información semanal sobre el desempleo que se divulgará más tarde. El Dow Jones de futuros subía apenas 0,2% a 13.080, mientras que S&P 500 de futuros resbalaba 0,3% a 1.396,30 puntos.

En Asia, el índice japonés Nikkei 225 cayó 0,7% a 10.114,79 unidades y el Hang Seng de Hong Kong perdió 1,3% para cerrar en 20.609,39.

Las acciones de China continental cayeron en medio de cada vez más escasas esperanzas de que la política monetaria se relaje para contrarrestar la desaceleración mundial. El índice de Shanghai perdió 1,4% para cerrar en 2.252,16 y el de Shenzhen bajó 1,6% para cerrar en 895,07 puntos.

___

Pamela Sampson contribuyó con este despacho desde Bangkok.