Brasil está preocupado de que la ciudad nororiental de Recife quede fuera de la Copa Confederaciones del año próximo debido a la lentitud de sus preparativos.

El presidente del Comité Organizador del Mundial de 2014 anunció el jueves que viajará a Recife con el fin de analizar posibles medidas para agilizar la construcción del estadio de Pernambuco, que está retrasada.

José María Marín dijo que se reunirá con el gobernador del estado de Pernambuco, Eduardo Campos, y otras autoridades locales para asegurarse que tomen las acciones necesarias con el fin de que Recife tenga todo listo para el torneo.

"Analizaremos las acciones necesarias para acelerar la construcción del estadio de Pernambuco", indicó Marín. "Nos acercamos a la fecha del anuncio del calendario de la Copa Confederaciones y necesitamos garantizar que Recife tenga todas las oportunidades de entregar el estadio dentro del plazo establecido" para dicho torneo.

Cuatro ciudades han sido designadas como sede — Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte y Fortaleza — y la FIFA decidirá en junio si Recife y Salvador también participarán.

___

Tales Azzoni está en Twitter como http://twitter.com/tazzoni