El líder Milan teme que el cansancio producto del partido del miércoles con el Barcelona le pueda cobrar factura para el encuentro del sábado con Catania.

Los rossoneri lograron un sufrido empate sin goles en Milán, en el duelo de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones. El paso a la semifinal se decidirá el martes próximo en el Camp Nou de Barcelona.

"Sabíamos que ésta sería una semana difícil, tenemos un día para recuperarnos y con Catania jugaremos un partido no decisivo pero importante para el campeonato. Será muy difícil porque hemos gastado tantas energías", expresó el técnico Massimiliano Allegri.

El Milan mantendrá su ataque que por ahora es el titular, con el sueco Zlatan Ibrahimovic y el brasileño Robinho, a la espera de recuperar al también brasileño Alexandre Pato, aquejado de innumerables problemas físicos que lo llevaron a Estados Unidos para tratar de superarlos.

Catania, que suele jugar con siete jugadores argentinos, ha sido la sorpresa del campeonato y ya aseguró su permanencia en la serie de honor mientras aspira a otros objetivos mayores.

La Juve tiene un obstáculo aún más difícil porque recibirá en su estadio de Turín al Napoli, que está luchando por conquistar el último boleto para la próxima Liga de Campeones.

El atacante uruguayo Edinson Cavani aspira a que el Napoli le propine la primera derrota a la Vecchia Signora, el único equipo invicto del campeonato.

"Es un partido muy importante para nuestros tifosi, por lo tanto, también para mí y creo que podemos obtener un triunfo", afirmó.

Juventus y Napoli se volverán a enfrentar el 20 de mayo en el estadio Olímpico de Roma en la final de la Copa Italia.

Como ya nadie discute que los primeros dos puestos lo disputan Milan y Juventus, que tienen 63 y 59 puntos, respectivamente, los otros equipos de avanzada luchan por el tercer lugar.

Por ahora ese sitio es ocupado por el Lazio con 51 unidades, seguido por Napoli y Udinese con 48. Aunque tiene menos posibilidades, Roma, con 44 puntos, aún no pierde las esperanzas de disputar los preliminares del más importante torneo de clubes europeos.

Juventus tendrá en el centro de la cancha al uruguayo Martín Cáceres y el chileno Arturo Vidal, la pareja sudamericana que le ha dado buenos resultados. En el ataque, junto al serbio Mirko Vucinic, debería estar Marco Borriello.

Los napolitanos viajarán con sus tres tenores, como se les conoce en Nápoles al argentino Ezequiel Lavezzi, Cavani y al eslovaco Marek Hamsik.

Lazio, por su parte, visitará al Parma, que se encuentra en una situación muy delicada, a cinco puntos de la zona de que lleva a la Serie B.

El técnico de la Lazio, Edy Reja, recuperará al brasileño Simplicio, quien ya cumplió dos fechas de suspensión, que estará en el medio campo junto al argentino Cristian Ledesma.

Roma, que enfrentará al Novara, penúltimo del campeonato, no sabe si podrá contar con el atacante argentino Pablo Daniel Osvaldo, quien sufrió una distorsión en el tobillo derecho en los entrenamientos del miércoles. Los médicos están trabajando para restituirlo al técnico español, Luis Enrique, en buenas condiciones antes del fin de semana.

El joven nuevo entrenador del Inter, Andrea Stramaccioni, de 36 años, quien sustituyó a Claudio Ranieri por la mala campaña del equipo, debutará ante el Genoa, que jugará en el estadio San Siro de Milán.

De ganar los nueve partidos que quedan para el término del campeonato, el presidente Massimo Moratti dijo que Stramaccioni podría continuar al frente del equipo. En caso contrario, podría llegar el argentino Marcelo Bielsa, actual técnico del Athletic Bilbao de España y entrenador de la selecciones de Argentina y de Chile.

La 30ma fecha de la Serie A de Italia arranca el sábado con los duelos Catania-Milan y Parma-Lazio. El domingo se jugarán Bologna-Palermo, Cagliari-Atalanta, Fiorentina-Chievo, Inter-Genoa, Juventus-Napoli, Lecce-Cesena, Roma-Novara y Siena-Udinese.