Había una época en que la carrera de James Cameron parecía tan golpeada que podría unirse al Titanic en las profundidades más bajas.

Antes de que se convirtiera en el rey del cine comercial con "Titanic" y "Avatar", Cameron se tambaleaba al borde del abismo cuando su romance sobre el trasatlántico condenado tuvo retrasos de producción, sobrepasó su presupuesto y había rumores en Hollywood de que el director estaba fuera de control y se acercaba a la ruina con su extravagante película de 200 millones de dólares sobre un naufragio.

Quince años después, con 11 premios de la Academia y 1.840 millones de dólares en la taquilla internacional, Cameron reestrenó "Titanic" en 3D y sus nuevas ganancias reducirán la diferencia ante la película que la superó como la cinta reciente con ingresos brutos más grandes de Hollywood, es decir, la épica de ciencia ficción de Cameron "Avatar", que recaudó 2.800 millones de dólares.

Recién emergido de su misión en solitario a 11 kilómetros (7 millas) de profundidad en la Fosa de las Marianas, que realizó durante un receso entre las dos películas que continuarán la historia de "Avatar", Cameron sigue sobre una ola de éxito que nadie pudo prever en 1997, cuando "Titanic" pasó de ser un estreno de mitad de año a uno de Navidad por los problemas en su producción.

"Eramos los idiotas más grandes en Hollywood, nos tenían cansados y estábamos sentenciados a la horca desde antes de que siquiera vieran un poco de la película", dijo Cameron. "Al final resultó ser una buena cinta y todos tuvieron que comerse sus palabras o simplemente callarse y hacer como que no las habían dicho. Eso te pone mucha presión como cineasta, pero yo lo interpreté sólo como la presión para ser bueno y realizar la mejor película posible".

"Así fue cuando la aplazamos y dijimos: no importa, si vamos a perder mucho dinero al menos que sea una buena película y no algo por compromiso, no hay que tratar de apresurarla a los cines".

Cuando la cinta se estrenó, con una buena venta de boletos y reseñas favorables por su recreación del hundimiento, Cameron esperaba que siguieran presentándola hasta enero o quizás febrero para saldar sus cuentas.

Al final la cinta recaudó varias veces lo que se había invertido, continuó en el primer puesto por venta de boletos en Estados Unidos por 15 fines de semana consecutivos hasta finales de marzo, Leonardo DiCaprio se volvió una estrella de la noche a la mañana junto con Kate Winslet, y Titanic ganó el Oscar al mejor director y la mejor película.

"Sí, fue duro, pero nadie dijo que iba a ser fácil", dijo Winslet. "Cuando empezaron a surgir las historias sobre lo difícil que había sido y que Jim Cameron era un grosero con todos y que los costos se estaban disparando, dije: ¿Por qué la gente cree que puede especular sobre esto? Ellos no estuvieron ahí".

"Sí, alguna vez perdió los estribos, pero sólo lo hizo por razones realmente importantes. Como cuando pasábamos literalmente días preparando una toma y si alguien no hacía su trabajo y arrojaba agua diez segundos después teníamos que empezar de nuevo. ... Sí, yo podía entender que él se molestara un poquito", agregó la actriz.

Mientras que "Avatar" estableció el estándar para películas filmadas en 3D, "Titanic" podría aumentar la calidad que se espera para películas regulares que se convierten al formato 3D. Las distribuidoras 20th Century Fox y Paramount gastaron 18 millones de dólares para convertir la cinta a formato digital y remasterizarla, mientras que Cameron supervisó a un equipo de 300 personas que pasaron 60 semanas en la reconstrucción, cuadro por cuadro, para dar la ilusión de profundidad.

Los resultados son increíbles, las imágenes del naufragio se ven como si la audiencia estuviera ahí.

Cameron había pensado en hacer "Titanic" en 3D desde hace 10 años y al final decidió que el centenario del viaje inaugural del trasatlántico era la fecha ideal para relanzar la película. La cinta se estrenará el 4 de abril, a días del aniversario del 14 de abril.

"Sólo necesita ganar 160 millones de dólares a nivel mundial para superar la marca de 2.000 millones, tras lo cual habría sólo dos películas en ese club, la mía y la mía", dijo Cameron riendo.

Para ser justos con otras películas más viejas, "Lo que el viento se llevó", "La novicia rebelde" y "La guerra de las galaxias" habrían ganado más dinero que "Avatar" o "Titanic" si se ajustan las cifras a la inflación.

___

En internet:

Titanic http://www.titanicmovie.com