Research in Motion Ltd., el golpeado fabricante de BlackBerry, dijo el jueves que cederá la mayoría de los mercados de consumo después de que fracasó en su intento por competir con teléfonos de pantalla táctil más vistosos y orientados al consumidor en general como el iPhone de Apple y modelos que utilizan el sistema operativo Android de Google.

RIM afirmó que, en lugar de esos mercados, regresará a sus raíces y se enfocará en clientes empresariales, muchos de los cuales prefieren BlackBerrys por su seguridad. RIM ha tenido éxito limitado en los últimos años tratando de ingresar a los mercados masivos y su director general Thorsten Heins dijo que un giro requiere "cambio sustancial".

"Planeamos reenfocarnos en el negocio empresarial y capitalizar sobre nuestra posición de liderazgo en este segmento", afirmó Heins. "Creemos que BlackBerry no puede tener éxito si tratamos de ser el preferido de todos y todas las cosas para toda la gente. Por lo tanto, planeamos construir sobre nuestra fortaleza".

También el jueves, RIM dijo que el ex codirector general Jim Balsillie renunció a su junta de directores. David Yach, director de tecnología dedicado a programas operativos y Jim Rowan, director de operaciones globales, también dejan la gerencia en una reestructuración.

La compañía canadiense ha dominado desde hace mucho tiempo el mercado de teléfonos inteligentes para corporaciones, con sus BlackBerrys conocidos por su seguridad y fiabilidad como dispositivo de correo electrónico. El presidente estadounidense Barack Obama incluso se negó a desprenderse de su BlackBerry cuando asumió el cargo.

RIM ha buscado expandir su encanto ante los consumidores, pero ha tenido problemas porque los teléfonos no son percibidos tan deseables como los de sus principales competidores. RIM ha estado apostando a mejoras en su sistema BlackBerry 10 de próxima aparición, pero éste ha enfrentado múltiples retrasos. Los BlackBerrys además están rezagados frente a iPhones o teléfonos Android cuando se trata de ejecutar aplicaciones de terceros.

Por esa razón, los BlackBerrys incluso están perdiendo terreno en el mundo empresarial, ya que los empleados exigen iPhones o dispositivos con Android en lugar de BlackBerrys.

Apple vendió 37 millones de iPhones en los últimos tres meses de 2011, más de los teléfonos que despachó RIM en los últimos tres trimestres combinados. RIM embarcó 11,1 millones de BlackBerrys en el último trimestre, que terminó el 3 de marzo.