Un ex director de la oficina del FBI en Puerto Rico fue nominado el jueves para dirigir el vapuleado departamento de Policía de la isla, el cual ha sido acusado por las autoridades federales de corrupción, muertes ilegales y violaciones a los derechos humanos.

La nominación de Héctor Pesquera se dio unas horas después de que renunció el jefe de Policía Emilio Díaz Colón.

De ser confirmado, Pesquera se encargaría de un departamento de Policía de 17.000 elementos que ha pasado apuros para contener un aumento en los crímenes violentos, al tiempo que trata de adoptar decenas de reformas exigidas por el Departamento de Justicia federal en un reporte difundido a finales del año pasado.

"Héctor Pesquera tiene el conocimiento, la experiencia, el liderazgo, el compromiso y un historial probado para dirigir exitosamente nuestro departamento de Policía", dijo el gobernador Luis Fortuño, quien busca reelegirse en las elecciones generales de este año, donde el crimen ha sido un tema relevante de campaña.

Se prevé que el Senado, controlado por el partido pro estadidad de Fortuño, apruebe pronto la nominación de Pesquera.

El nominado, de 65 años, dijo en un breve comunicado que él desarrollaría nuevas medidas preventivas para ayudar a combatir la delincuencia.

En diciembre de 1995, Pesquera fue el primer puertorriqueño designado para dirigir la oficina local del FBI. Perteneció a la agencia por 27 años antes de retirarse en diciembre de 2003.

Recientemente fungió como director asistente de la Autoridad Portuaria de Miami.

Díaz dirigió el departamento por casi nueve meses y fue muy criticado por no presentar nunca un plan de combate a la delincuencia.

Fortuño dijo el miércoles que Díaz renunció porque no quería afectar las reformas que están en proceso de implementación.