Un pandillero hispano fue formalmente acusado de un delito de intolerancia por apuntar con una escopeta y gritar insultos raciales contra tres personas de raza negra en una calle de Los Angeles.

Los investigadores dijeron que Iván Alquicira, de 19 años, comenzó a gritar desde el balcón de su vivienda en el barrio de Glassell Park hacia el hombre, la mujer y el hijo de ésta, diciéndoles que dejaran el vecindario. El trío corrió cuando Alquicira comenzó a perseguirlos.

Alquicira fue acusado el martes de tres cargos de agresión con arma mortal, dos cargos de hacer amenazas terroristas y agravantes por delitos de intolerancia, pandillerismo y posesión de arma de fuego.

La agencia de noticias City News Service dijo que el sospechoso está encarcelado bajo fianza de 540.000 dólares.