Un elefante llamado Baby no quería tomar un baño.

En lugar de ello, el paquidermo de 40 años escapó el martes de un circo en el sur de Irlanda, causando alarma a los clientes de una cafetería, hasta donde sus cuidadores lo alcanzaron tras su huida.

Nadie resultó herido, pero un video tomado desde una oficina cercana mostraba que los cuidadores pasaron apuros para controlar a Baby cuando se alejaba de la cafetería en Blackpool, en el condado de Cork.

Egle Vilmaite, gerente de la cafetería Costa Coffee, dijo al canal de noticias RTE de Irlanda que el animal "corría suelto y luego podías ver a los sujetos del circo corriendo atrás de él, y el elefante no estaba contento".

"Todo pasó en unos tres o cinco minutos probablemente, pero fue muy intenso", agregó.