El Banco Central proyectó un crecimiento económico de 3,5% en 2012 en Brasil, con una inflación por debajo del centro de la meta oficial de 4,5%, según un informe divulgado el jueves.

El informe trimestral de inflación del instituto emisor anticipó también que la tasa referencial de interés Selic tenderá a la reducción para situarse en un nivel "ligeramente encima de los mínimos históricos". Dicha tasa de interés está actualmente en 9,75% anual.

El informe advierte que el escenario económico internacional continúa con perspectiva de bajo crecimiento para las economías desarrolladas, como Estados Unidos, que enfrenta riesgos por la reciente alza en los precios del petróleo, y la zona del euro, que aún no ha salido de su crisis financiera y fiscal.

El escenario adverso, que ha repercutido en una moderación de la actividad de las grandes economías emergentes, afectó también a Brasil que desaceleró a inicios de 2011 y nuevamente a inicios de 2012.

La proyección de 3,5% de expansión para este año prevé que la economía brasileña mostrará un inicio de baja actividad que tenderá a acelerar a lo largo del año, según el informe del Banco Central.

Dicha proyección de 3,5% es idéntica a la que hizo el Banco Central en su informe de inflación de diciembre, aunque es inferior a la previsión del Ministerio de Hacienda, que espera una expansión económica de 4%.

En materia de inflación, el documento anticipó que alcanzará 4,4% este año en un escenario marcado por un cambio estable y una tasa Selic de 9,75% anual. Tal previsión es 0,3% inferior a la del informe de diciembre.

La inflación brasileña alcanzó 6,5% en 2011, el límite más alto de la meta oficial, de 4,5% con un margen de variación de dos puntos porcentuales.