Funcionarios del distrito escolar de Los Angeles y el alcalde Antonio Villaraigosa anunciaron el jueves un programa que proveerá desayuno a cientos de miles de estudiantes, la mayoría hispanos.

Se trata de un programa Food for Thought (Alimento para la mente), que ofrecerá desayunos en las aulas durante la primera clase del día, una manera diferente de alimentar a los alumnos, que ahora tienen que ir a la cafetería si es que quieren desayunar antes del inicio del día escolar.

"Este es un programa muy importante. Es una oportunidad para que todos nuestros estudiantes comiencen el día con el estómago lleno para que así tengan la mente aguda y estén listos para aprender'''', dijo John Deasy, superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles, el segundo más grande del país.

Se prevé que el programa beneficie a unos 202.000 estudiantes en 267 escuelas tan sólo en el primer año y que para el tercer año esté funcionando en 676 planteles, de acuerdo Mónica García, presidenta de la junta escolar del distrito.

La mayoría de los beneficiados serían latinos como Leylani Suárez, que representan el 74% de los 628.000 estudiantes en el distrito.

"Me gustan las fresas pero a veces están verdes. Es buena nutrición para todo el día", dijo la estudiante de tercer grado luego de desayunar en su salón al lado de la actriz Sofía Vergara, quien llegó a la primaria Figueroa Street para promover el programa.

"Es una tranquilidad muy linda para los papás saber que sus niños van a venir a la escuela, les van a dar su comidita y van a estar bien todo el día", dijo a la AP la estrella de "Modern Family".

El distrito actualmente ofrece desayunos pero, aunque muchos estudiantes los necesitan porque no tienen los recursos para comprarlos, sólo el 27% lo aprovecha, dijo Megan Chernin, presidenta y directora ejecutiva de Los Angeles Fund for Public Education.

Aparentemente, muchos no llegan a tiempo para aprovechar este servicio, agregaron los funcionarios. Por ello, ahora los desayunos serán servidos durante los primeros 10 a 15 minutos del primer período escolar, mientras se toma la asistencia.

"Creemos que este cambio incrementará exponencialmente la cantidad de alumnos que desayunan en las escuelas", añadió Chernin.

El programa incluso podría ayudar financieramente al distrito, que el año fiscal 2009-2010 no fue apto para recibir unos 40 millones de dólares en fondos federales debido a que pocos estudiantes estaban aprovechando los desayunos.

El programa, iniciativa de Los Angeles Fund for Public Education y el distrito, eventualmente se expandirá a escuelas intermedias y de secundaria, donde los estudiantes agarrarán sus desayunos en kioskos y se los comerán en sus salones.

__

E.J. Támara está en Twitter como: https://twitter.com/EJTamara