En medio de grescas entre sus seguidores el presidente Evo Morales fue elegido por su partido político candidato presidencial para las elecciones de 2014.

En su tercer día de deliberaciones, el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) eligió por unanimidad a Morales como candidato a la presidencia, dijo el miércoles el dirigente oficialista Víctor Ramírez.

La asamblea que tiene lugar en Cochabamba, centro del país y reducto del mandatario, se vio alterada por disputas de cuotas de poder dentro de ese partido y acusaciones de supuesta corrupción que derivaron en incidentes.

El propio Morales debió reconocer que "las peleas internas son la debilidad del MAS" y en su intervención advirtió con "eliminar" (echar) al "compañero o compañera que tiene un interés personal". También recomendó a los dirigentes que identifiquen y expulsen a los "infiltrados que sólo quieren dañar este proceso de cambio".

Morales ya anticipó su decisión ir a la reelección pero el asunto es motivo de una controversia. La constitución vigente desde 2009 sólo permite la reelección por una vez y señala que "los mandatos anteriores" se toman en cuenta.

Morales fue elegido en 2005 con la constitución anterior, pero no concluyó su mandato, llamó a elecciones anticipadas en 2009 para adecuarse a la nueva carta constitucional, ganó los comicios y gobernará hasta mediados de 2015.

El gobierno interpreta que como no concluyó la gestión, el actual sería el primer mandato de Morales, pero los opositores dicen que no es legal porque cuenta la anterior gestión.

El asunto sería dilucidado llegado el momento por el Tribunal Constitucional cuyos magistrados fueron elegidos por voto ciudadano el año pasado en polémicos comicios en los que se denunció supuesto favoritismo del gobierno en la designación de los candidatos.