El gobierno argentino resolvió flexibilizar los trámites aduaneros para agilizar el ingreso a su mercado de productos originarios de Paraguay, informó el miércoles el jefe del gabinete paraguayo.

El 1 de febrero entró en vigencia en Argentina la denominada Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI), un protocolo burocrático que intenta frenar la entrada masiva de mercaderías de China, competidoras de la industria local.

"El compromiso de Paraguay es cuidar que sus exportaciones a la Argentina no incluyan productos de triangulación", explicó el jefe de gabinete Miguel López según la página digital del palacio de gobierno.

Funcionarios de la cancillería se reunieron el lunes en Buenos Aires con Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior, obteniendo el compromiso de la flexibilización.

López comentó que "entendemos la posición argentina para cuidar su mercado interno porque es una forma de proteger la industria y la estabilidad de la región".

Agregó que "si un importador no pudiese cumplir con todos los requisitos exigidos, el propio Estado argentino se encargará de buscar un importador dispuesto a llevar adelante la DJAI para ingresar los productos paraguayos".

Industriales paraguayos manifestaron que desde que rige la nueva reglamentación las exportaciones a Argentina cayeron 38%.