Un exiliado tibetano que se prendió fuego en India para protestar contra la visita del presidente chino Hu Jintao a este país murió una horas antes de la hora esperada de llegada del líder a Nueva Delhi.

En tanto, la policía india detuvo a cientos de otros activistas sin presentar cargos.

Jamphel Yeshi se prendió fuego el lunes frente a medios noticiosos. Murió a causa de las quemaduras el miércoles en un hospital de Nueva Delhi.

Ha habido unas 30 inmolaciones de este tipo durante el año pasado en áreas étnicas tibetanas en China en contra del dominio de ese país.

Hu llega el miércoles para una cumbre con India, Rusia, Brasil y Sudáfrica. La policía india rodeó enclaves tibetanos en Nueva Delhi y realizó cientos de arrestos. El martes en la noche arrestaron al poeta Tenzin Tsundue, un prominente activista de la región del Himalaya.