Diego Maradona, a quien el fisco italiano le exige el pago de 40 millones de euros (52 millones de dólares), visitará Nápoles la próxima semana, anunció el miércoles el abogado que lo representa en esa causa.

"El martes hablé por teléfono con él y me reiteró su voluntad de estar en Nápoles la próxima semana y me dijo que le gustaría saludar a los tifosi directamente del estadio San Paolo", dijo Angelo Pisani a la Radio Kiss Kiss.

En su última visita a Italia en 2006, la policía financiera le confiscó unos aretes de diamantes y un reloj como parte de su deuda por impuestos del período en que jugó en el Napoli (1984-91).

El ex Pibe de Oro quiere además asistir a la audiencia que se realizará el 5 de abril en Nápoles para ver su caso, manifestó su abogado.

"Maradona quiere aclarar a los napolitanos y a los italianos que no es un evasor fiscal, sino que ha sido víctima de una especie de complot, de injusticia de la justicia", agregó.

Dijo que "Diego está preparando en mensaje en video, que me enviará el jueves o viernes, que será transmitido en una conferencia de prensa antes del 5 de abril, en una plaza de Nápoles, en el cual explicará su situación".

Anunció además que Maradona asistirá el 20 de mayo en el estadio Olímpico de Roma a la final de la Copa Italia entre Napoli y Juventus "y creo que ya se lo comunicó a los dirigentes napolitanos".

El legendario jugador argentino de 52 años es el actual entrenador del club Al Wasl de Dubai.