Los Knicks de Nueva York anunciaron que Amare Stoudemire será baja entre dos y cuatro semanas por problemas en la espalda.

El equipo informó el miércoles que el ala-pívot no tendrá que ser operado.

Stoudemire regresaba a Nueva York desde Miami, donde recibió una segunda opinión sobre una lesión en una vértebra. Ambos médicos estuvieron de acuerdo en que la lesión puede ser tratada con rehabilitación, incluyendo una inyección epidural para aliviar el dolor.

Si todo sale bien, Stoudemire podría volver a jugar antes que termine la temporada regular el 26 de abril.

Los Knicks marchan octavos en la Conferencia del Este, el último puesto que reparte boleto a los playoffs.