La policía griega recuperó una estatua antigua excavada ilegalmente y ocultada en un redil de cabras cerca de Atenas.

Las autoridades arrestaron a un pastor y a otro hombre que supuestamente trataban de vender la pieza por 500.000 euros (667.000 dólares).

La estatua de mármol de una joven data del año 520 a.C. y es del tipo koré, dijo el miércoles la policía en un comunicado. Fotografías proporcionadas por las autoridades mostraban la obra de 1,2 metros de alto casi intacta, pese a que no tiene el brazo izquierdo y su pedestal.

Aunque hay decenas de ejemplos de las estatuas koré y su equivalente masculino, los kouros, en Grecia y museos extranjeros, el tipo de obra es considerado de suma importancia en el desarrollo y apreciación del arte griego. Pocas veces se encuentran estatuas de ese tipo en buena condición.

Los arqueólogos que inspeccionaron la escultura hallada estimaron su valor comercial en 12 millones de euros (16 millones de dólares), dijo un oficial de la policía.

"Nos dijeron que esta es una pieza única", dijo el oficial a condición de anonimato, por no estar autorizado a hablar con los medios durante una investigación en curso.

La estatua, que todavía tiene restos de tierra, parece tener una ligera sonrisa, un elaborado peinado trenzado y un vestido a la altura de los tobillos.

La policía dijo que había sido escondida en el redil cerca de la ciudad de Fyli, en la falda del Monte Parnitha, al noroeste de Atenas. El pastor, de 40 años, y otro hombre de 56 años, fueron arrestados el martes.

Los detectives quieren determinar dónde fue encontrada la estatua, pues esto podría llevar a los arqueólogos a un santuario o cementerio desconocido, posiblemente del siglo VI a.C.

En Grecia hay restos arqueológicos de civilizaciones antiguas por todas partes, pero la ley señala que las antigüedades son propiedad del estado. El saqueo y la venta clandestina de las piezas es un negocio muy lucrativo.

La policía dijo que los sospechosos habían comenzado a ponerse en contacto con posibles compradores en Grecia y "la habrían vendido por una miseria, 500.000 euros, dado su valor en el mercado".

Hace dos años la policía recuperó en el sur del país dos kouros mellizos y arrestó a dos sospechosos de saqueo.