El calentamiento global está causando tormentas, sequías y olas de calor tan intensas que las naciones deben prepararse para desastres naturales que causarían muertes y costos sin precedentes, advirtió el miércoles un comité internacional de científicos en un reporte.

El mayor peligro por clima extremo se encuentra en zonas pobres con alta densidad de población, pero ningún rincón del globo es inmune señala el reporte.

De acuerdo con el documento elaborado por climatólogos ganadores de premios Nobel, habrá ciclones tropicales más fuertes, así como ondas de calor, inundaciones y sequías más frecuentes.

El reporte de 594 páginas atribuye la dimensión de desastres recientes y futuros a una combinación de cambio climático inducido por el hombre, alteraciones demográficas y pobreza.

En el pasado, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático, fundado en 1988 por Naciones Unidas, se ha enfocado en el lento e inexorable aumento de la temperatura y del nivel de los mares como parte del calentamiento global. Este reporte es el primero del panel que aborda los cambios climáticos extremos menos comunes pero mucho más notorios, que recientemente han costado un promedio de 80.000 millones de dólares anuales en daños.

"Casi todos experimentamos el clima por lo extremoso", dijo Chris Field, un climatólogo de la Universidad de Stanford que fungió como uno de los principales editores del reporte. "Ahí es donde tenemos las pérdidas. Ahí es donde tenemos los pagos del seguro. Ahí es donde las cosas tienen el potencial de derrumbarse".

Pero no es sólo en zonas pobres, "hay riesgo de desastre casi en todas partes", agregó.

Los científicos dijeron que algunos lugares, en particular partes de Mumbai, India, podrían volverse inhabitables por inundaciones, tormentas y la subida de los mares. En 2005, cayó casi un metro (tres pies) de lluvia en 24 horas sobre la ciudad, matando a más de 1.000 personas y causando extensos daños. Alrededor de 2,7 millones de personas viven en zonas con riesgo de inundación.

Otras ciudades con menos riesgo son Miami; Bangkok; Shanghai y Guangzhou, China; Ho Chi Min, Vietnam; Yangon, Mianmar; y Calcuta, India.

El estudio pronostica que algunos ciclones tropicales, como los huracanes, serán más fuertes debido al calentamiento global, pero que el número de meteoros podría no aumentar, sino bajar ligeramente.

Los habitantes de naciones insulares pequeñas, como las Maldivas, quizá deban abandonar sus hogares debido al aumento en el nivel de los océanos y a las fuertes tormentas.

"La decisión de abandonar o no un lugar es dolorosamente difícil, y creo que la comunidad internacional tendrá que encararla cada vez con más frecuencia en el futuro", dijo Field el miércoles en conferencia telefónica.

__

En internet:

Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático: http://www.ipcc.ch

____

Seth Borenstein está en Twitter como: http://twitter.com/borenbears