El estado brasileño de Bahia, conocido por su música festiva de letras atrevidas, aprobó una ley que prohibe destinar recursos públicos a eventos en los cuales se toquen canciones que puedan ofender a mujeres y homosexuales.

La iniciativa, conocida como "ley anti-bajezas", fue votada la noche del martes por la Asamblea Legislativa del estado de Bahia y aguarda la sanción del gobernador Jacques Wagner para entrar en vigor.

Según la ley, ninguna entidad pública podrá financiar actividades en las que grupos musicales interpreten temas que desvaloricen a mujeres y homosexuales o incentiven la violencia contra ellos, ni que incentiven al uso de drogas.

La iniciativa de la diputada estatal Luiza Maia, del gobernante Partido de los Trabajadores, originalmente estaba dirigida a vetar a músicos cuyos repertorios son ofensivos para las mujeres.

No obstante, su colega Joao Bomfim del Partido Democrático Laborista modificó el proyecto para ampliar su alcance al incluir restricciones a mensajes homofóbicos y sobre el uso de drogas.

El estado de Bahia es conocido por el género musical conocido como axe, con un ritmo alegre que invita a bailar pero cuyas letras muchas veces tienen un fuerte contenido sexual y, consideran algunos activistas, denigran a la mujer.

"Yo creo que se pasaron todos los límites de degradación de la mujer, había que poner un freno. ¿Por qué la repercusión del proyecto? Porque las mujeres bahianas no aceptaban más", declaró Maia tras la votación, en que los diputados aprobaron el proyecto 43 a 9.