Las empresas estadounidenses hicieron el mes pasado más pedidos de bienes duraderos, lo que muestra que están más dispuestas a comprar equipo y maquinaria pese a la reducción de un crédito tributario sobre las inversiones.

El Departamento de Comercio informó el miércoles que los pedidos de bienes duraderos subieron 2,2% en febrero luego de una considerable baja en enero. Una mayor demanda de maquinaria, computadoras, autos y aviones fue el motor de gran parte del incremento.

Los pedidos de los llamados bienes de capital, un buen indicador de los planes de inversiones de las empresas, subieron 1.2%. La demanda de esos productos cayó en enero, cuando expiró el crédito pleno.

Un bien duradero es considerado aquel que dura al menos tres años. Los pedidos fluctúan considerablemente de mes a mes. Aún así, han estado subiendo consistentemente desde el fin oficial de la recesión hace tres años.

En febrero, los pedidos totalizaron 211.800 millones de dólares, 42% por encima del nivel más bajo durante la recesión. Los pedidos siguen 14% por debajo de su nivel más alto, alcanzado en diciembre del 2007.

El incremento en febrero decepcionó a algunos economistas, que esperaban ver un aumento mayor. Paul Ashworth, economista para Capital Economics, hizo notar que los pedidos de aviones comerciales fueron mucho menores que lo esperado,

"Aparte de eso, los datos de pedidos fueron alentadores", escribió Ashworth en una nota a clientes. Excluyendo aviones y otro equipo de transporte, los pedidos subieron 1,6%, cerca de los pronósticos.

El año pasado, las empresas podían reducir la porción de sus ganancias sujeta a impuestos por un margen equivalente al costo de una importante inversión. Ese crédito alimentó un aumento en los pedidos de maquinaria, computadoras y otros bienes de capital. Los gastos en bienes capitales aumentaron casi 3%, a su nivel más alto, en diciembre.

El crédito este año permite a las compañías deducir la mitad del costo. Muchos economistas consideran que ese cambio fue la razón de la caída de los pedidos de bienes duraderos en enero.

Los embarques de bienes duraderos capitales subieron en febrero, pero aún están por debajo del nivel de diciembre.