Un adolescente de Florida fue condenado el miércoles a cadena perpetua después que un jurado lo declaró culpable de asesinato en primer grado en la muerte a disparos de dos jóvenes turistas británicos, un caso que generó ruidosos titulares de los tabloides en la prensa del Reino Unido.

Shawn Tyson, de 17 años de edad, se sentó con la cara rígida mientras se leía el veredicto del jurado, y también mientras dos amigos de las víctimas hablaban con rabia sobre el crimen. Cuando el juez Rick De Furia preguntó a Tyson si quería decir algo antes de ser sentenciado, Tyson murmuró: "No".

El veredicto se produjo después de dos horas de deliberaciones y la condena cerca de una hora después. Debido a que es menor de 18 años, Tyson no puede ser condenado a pena de muerte y enfrenta una pena de cadena perpetua obligatoria.

Durante el juicio, los testigos declararon que Tyson disparó el 16 de abril del año pasado contra James Cooper, de 25 años, y James Kouzaris, de 24.

Los dos visitantes estaban de vacaciones en Sarasota y habían pasado la noche bebiendo cuando se perdieron e ingresaron en un complejo de viviendas donde vivía Tyson. Los detalles de su muerte se han apoderado de los medios de comunicación británicos. Los tabloides han escrito historias que aseguran que a los hombres los mataron salvajemente en un "ghetto" de la Florida.

En un comunicado, los familiares de Cooper y Kouzaris acusaron a Tyson de ser "malvado", al decir que a ellos se les había dado "una sentencia de cadena perpetua cuando nuestros hijos fueron tan brutal e innecesariamente apartados de nosotros. La nuestra es una sentencia de cadena perpetua, sin posibilidad de libertad condicional de un corazón roto y un alma destrozada".

___

Tamara Lush está en Twitter como http://twitter.com/tamaralush