La agencia de noticias estatal de Siria informó que hombres armados habían matado a dos coroneles del ejército en Aleppo, la ciudad más grande del país y un bastión de apoyo al presidente Bashar Assad.

La agencia SANA dijo que cuatro hombres pertenecientes a un "grupo terrorista armado" abrieron fuego contra los oficiales el jueves en una rotonda en la ciudad de Aleppo, en el centro del país. los coroneles se encaminaban al trabajo.

Fueron identificados como Abdel-Karim al-Rai y Fuad Shaban. Nadie se había adjudicado el ataque por lo pronto.

El levantamiento en contra de Assad se ha militarizado cada vez más desde que se inició en marzo pasado, pero Aleppo se había salvado prácticamente de enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y los rebeldes.

Sin embargo, la misteriosa detonación de dos bombas en la ciudad dejaron 29 muertos este mes. Ningún grupo se adjudicó la responsabilidad de estros ataques. Según las Naciones Unidas, han muerto más de 9.000 personas.

La diplomacia internacional no ha podido detener la violencia. Se espera que los líderes árabes que discuten el asunto en Siria hagan un llamado al cese al fuego y una pausa inmediata en la batalla de dos horas al día para permitir asistencia en las áreas atacadas.