Mientras que Rod Thorn esperaba afuera del vestidor de Cleveland a que el entrenador Byron Scott terminara de arengar a los jugadores, el gerente general de los Sixers tuvo una buena idea que salió al tema en el discurso posterior al encuentro: ¿Cómo pueden los Cavs permitir que Jodie Meeks, alero de los Sixers que ha estado en la banca recientemente, consiga un récord personal de 31 puntos?

"Creo que nadie en el estadio esperó que Jodie consiguiera 31 (puntos)", dijo Thorn. "Pero jugó muy bien hoy, ¿no? Estuvo cerca de romper el encuentro el solo. Pero les voy a decir algo, Aceptaremos eso cada noche el resto de la temporada. Cada noche".

En una división tan competida como la del Atlántico, lo van a necesitar.

Con los 31 puntos de Meeks, los 76ers de Filadelfia vencieron el martes 103-85 a los Cavaliers de Cleveland.

Los Sixers arrasaron sin la presencia de su delantero Andre Iguodala, ausente por segundo partido consecutivo debido a una molestia en el pie izquierdo. Meeks jugó en su lugar y se lució al encestar siete de 10 intentos de triple. Meeks fue el segundo miembro del equipo en alcanzar la marca de 30 puntos esta temporada y sus siete triples suman lo que anotó combinando los seis partidos anteriores.

"Yo sólo sé que estuve abierto", dijo Meeks. "Estaba relajado y sólo tiré. No había estado tirando tan bien. Pero sólo intenté hacer buenos tiros. Cada vez que un tirador ve la pelota meterse a la canasta, le da confianza".

Jrue Holiday y Evan Turner añadieron 19 y 12 puntos, respectivamente, para un triunfo que dejó a los Sixers medio partido por encima de Boston y de vuelta en la cima de la División del Atlántico.

Los Sixers habían estado al frente de la división durante casi toda la temporada, salvo por algunos días al principio de la temporada.

"Estamos en llamas ahora mismo, y ahí es donde queremos estar", dijo el entrenador Doug Collins. "Prefiero estar en llamas que estar sólo mirando desde afuera".

Thorn contrató a Scott en Nueva Jersey y ambos — con ayuda de Jason Kidd — llegaron a dos finales de la NBA, en 2002 y 2003. Luego, Thorn dejó de esperar a Scott y simplemente entró al vestidor para verlo. Pero, antes de hacerlo, sabía lo que sentía Scott.

"Hombre, el debe estar (enojado)", dijo Thorn.

Anthony Parker anotó 14 puntos y Kyrie Irving aportó 12 para los Cavaliers, que han perdido cuatro partidos en fila.

Los Sixers fue una de las sorpresas a principios de temporada en la NBA con un arranque de 20-9. Pero un calendario difícil, lesiones del pivote Spencer Hawes, y tratar de ganar a lo grande sin una superestrella repercutió en el equipo y pasaron por una etapa difícil.

Los Sixers se han ido 8-14 luego del arranque, pero nunca perdieron su puesto en primero — o cuarto en el Este. De haber perdido contra Cleveland, habrían caído a séptimo en la conferencia.

Incluso sin Iguodala, su mejor defensor, el resultado nunca estuvo en duda el martes.

Los Cavs anotaron los primeros cinco puntos antes de que Meeks empezara a anotar de larga distancia y encabezara una racha de 12-0 de los Sixers. Anotó 12 puntos en el primer período, Holiday tomó el control en el segundo (encestó 4 de 6 para ocho puntos) y los Sixers iban arriba 57-43 el medio tiempo.

En tanto, en Oakland, Kobe Bryant tomó el balón en el poste y no existía la posibilidad de que lo soltara. Se hizo para atrás para alejarse de un par de defensores y dibujó un tiro en los momentos finales.

Eso, lo hizo dos veces, Bryant lo dejó claro: se convirtió de nuevo en el jugador que cierra los encuentros.

Dos días después de que fuera sentado en la banca al final de la derrota a domicilio en contra de Memphis, Bryant consiguió el martes un par de encestes en los últimos 64 segundos para finalizar con 30 puntos para guiar a los Lakers de Los Angeles a superar 104-101 a unos Warriors de Golden State con varias lesiones.

De pronto, todo está bien en el país de los Lakers.

"¿Por qué todo el mundo actúa como si fuéramos en octavo lugar?", dijo Bryant. "Estuvieron alabando a los Clippers al inicio de la temporada, y ahora estamos en el tercer puesto y todos actúan como si (jugáramos pésimo). No lo entiendo".

Bryant falló sus primeros dos tiros en el período final antes de alzarse dos veces frente a un par de defensores para encestar difíciles tiros desde la esquina. El primero empató el partido y el segundo dio a los Lakers la ventaja definitiva con 32 segundos por jugarse.

En otros partidos: Memphis venció 93-86 a Minnesota; Milwaukee batió 108-101 a Atlanta; Dallas doblegó 90-81 a Houston; Oklahoma City le ganó 109-95 a Portland, y San Antonio superó 107-100 a Phoenix.