Un tribunal envió el martes a la cárcel, en calidad de presos preventivos durante tres meses, a cuatro supuestos ciberpiratas del grupo "Anonymous", en espera de que la fiscalía continúe su investigación y presente cargos.

"Hay una gran recopilación de pruebas que indican que estos jóvenes se dedicaban a la ciberdelincuencia", explicó en conferencia de prensa el procurador general Radhamés Jiménez, poco antes de que la jueza Keila Pérez impusiera la prisión preventiva.

La fiscalía no ha presentado los cargos, pero asegura que los implicados intervinieron al menos ocho sitios del gobierno en Internet, como la página de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), en la que se hacen transacciones financieras en línea.

Según el fiscal Germán Vásquez, a cargo del caso, al intervenir el sitio de la DGII y de una compañía telefónica, los supuestos ciberpiratas provocaron pérdidas millonarias.

Aunque de forma original la policía y la fiscalía detuvieron a seis jóvenes, sólo cuatro de ellos, de 19 a 23 años, fueron presentados el martes ante un juez porque los otros dos son menores de edad y la ley exige que sean juzgados en un tribunal especial.

Los seis jóvenes fueron arrestados el domingo en las ciudades de Santo Domingo y Santiago por su supuesta vinculación con el grupo de ciberpiratas que se identificaba como @Anonymous_DR en Twitter y que presuntamente ha intervenido varias páginas del gobierno y de compañías privadas en internet.

Carlos Guerrero, abogado de los jóvenes, aseguró que sus clientes formaban parte del activismo de Anonymous para protestar a través de internet en demanda de reivindicaciones sociales, como mayor presupuesto a educación.

El abogado insistió que sus clientes no intervinieron las páginas del gobierno, por lo que consideró que son los "chivos expiatorios" de la investigaciones que realizan las autoridades sobre recientes casos de espionaje a correos electrónicos de funcionarios.

El fiscal Vásquez aseguró que, aunque los implicados rechazaron ante la jueza haber "hackeado" sitios web, habían aceptado durante los interrogatorios previos que realizan activismo a favor de Anonynous a través de internet.

Detalló que los implicados dieron acceso a la fiscalía a las cuentas en internet desde las que "administraban esos canales de distribución" de propaganda de Anonymous.

El grupo identificado como Anonynous.RD difundió el 2 de marzo a través de Youtube un video en el que advertía que "atacaremos los servidores que protegen cada una de las páginas gubernamentales" ante la negativa del gobierno a invertir el 4% del Producto Interno Bruto en educación, como lo establece la ley.

Tras el arresto de los seis supuestos ciberpiratas, la policía y la fiscalía intervinieron las cuentas en Twitter de @Anonymous_DR, @ZeroHack2 y @AnOnDom.

El vocero de la policía, Máximo Baéz, explicó que el arresto de los seis jóvenes forma parte de la investigación encabezada por Interpol para detener a los ciberpiratas ligados a Anonymous.