Un grupo de inversionistas encabezado por Sony ha ofrecido concesiones a la Unión Europea a fin de que apruebe su acuerdo para adquirir parte de la disquera británica EMI, dijo el martes el regulador de competencia del bloque.

Sony/ATV, un emprendimiento conjunto entre Sony Corp., los encargados de la herencia de Michael Jackson y un grupo de inversionistas dijeron en noviembre que comprarían la división editorial de EMI Music por 2.200 millones de dólares. Esa división posee los derechos de las canciones de artistas populares como Amy Winehouse, Regina Spektor y Rihanna.

La Comisión Europea no dio detalles de las concesiones que ofrecieron Sony y los otros, pero podrían incluir la venta de determinadas unidades o un compromiso de cambiar ciertas prácticas comerciales.

Rivales como Warner Music y sellos independientes advirtieron que el acuerdo haría de Sony y Universal Music, que adquiere el resto del EMI, las figuras dominantes en la industria de la música.

La semana pasada, la Comisión Europea inició una investigación sobre el acuerdo de Universal y advirtió que su adquisición de la división de grabaciones de EMI podía perjudicar a los clientes y a otras compañías.

La Comisión dijo que ni siquiera la descarga ilegal de música parece una amenaza suficiente al poder de mercado de las compañías combinadas.

La Comisión dijo que tomará hasta el 19 de abril decidir si las concesiones ofrecidas por Sony y los otros inversionistas son suficientes para aprobar el acuerdo o si profundizará su investigación de esa parte del convenio.

En una declaración conjunta, Sony y los otros inversionistas manifestaron estar "confiados de que se aprobará la transacción".

EMI, que saltó al estrellato con las grabaciones de los Beatles, fue puesta a la venta a mediados del año pasado por Citigroup, después que el banco obligó a declarar en bancarrota a la unidad Terra Firme, la cual adquirió la empresa musical en 2007.

___

El periodista de The Associated Press Ryan Nakashima en Los Angeles colaboró para este despacho.