Cientos de vuelos han sido cancelados mientras que los trabajadores en varios aeropuertos alemanes se han unido a otros empleados públicos en huelgas de corta duración en advertencia por una disputa salarial.

El sindicato ver.di quiere un incremento de 6,5% este año para dos millones de empleados de gobiernos federal y municipales. Rechazó un incremento de 3,3% durante dos años.

Los trabajadores se están emplazando a huelgas de advertencia para incrementar la presión antes de la siguiente ronda de conversaciones, que empieza el miércoles.

La aerolínea Lufthansa dijo el martes que canceló más de 400 vuelos sólo en el aeropuerto de Francfort. Otros aeropuertos afectados son Munich, Duesseldorf, Colonia-Bonn y Stuttgart.

Asimismo, también en algunas áreas del país se habían emplazado a huelga conductores de autobuses y tranvías, maestros de jardín de niños y recolectores de basura, entre otros trabajadores.