Una corte paquistaní está preparada para acusar presentar cargos en contra de cinco miembros de la familia de Osama bin Laden por haber entrado y vivir sin permiso legal en el país, dijo su abogado defensor el lunes.

La familia del jefe de al-Qaida ha estado en custodia paquistaní desde mayo pasado, cuando comandos estadounidenses entraron al complejo donde vivían en el poblado de Abbottabad, en el noroeste del país, y mataron a bin Laden.

Pakistán se indignó debido a la incursión estadounidense por no haber sido informado previamente. Funcionarios del país han insistido que no tenían conocimiento de que el líder de al-Qaida vivía ahí, y hasta el momento Estados Unidos no ha encontrado evidencia de que supieran.

Un tribunal paquistaní acusará a tres viudas de bin Laden y a dos de sus hijas el 2 de abril, cuando la audiencia en su contra se reanude, dijo su abogado, Mohammad Amir. La corte le dio a las cinco mujeres copias del caso y evidencia en su contra el lunes, agregó.

Expertos legales en Pakistán han dicho que la mayor condena que pueden recibir las mujeres es cinco años en prisión.

Bin Laden vivía en Abbottabad con sus esposas, ocho de sus hijos y tres empleados.

El ministro del Interior paquistaní Rehman Malik ha dicho previamente que los niños que no están involucrados en el caso son libres de abandonar Pakistán o permanecer con sus madres hasta que acabe el juicio.

Una de las viudas se sabe que es de Yemen, otra de Arabia Saudí. No se tiene certeza sobre la nacionalidad de la tercera.

Uno de sus familiares ha visitado Pakistán en varias ocasiones para pedir a las autoridades que las deje abandonar el país, aunque al parecer no ha tenido éxito.