Tiger Woods vuelve a la senda del triunfo y a erigirse en el favorito de los levantadores de apuestas británicos para ganar el Masters.

El catorce veces campeón de grandes torneos ganó el domingo su primer certamen del circuito profesional desde el 2009 en el Arnold Palmer disputado en Bay Hill. Fue su primera oportunidad de reconciliarse con el triunfo desde que su vida personal entró en picada tras un escándalo sexual que puso fin a su matrimonio y precipitó una declinación en su juego y su estatura.

Pero con su victoria por cinco golpes el domingo y el Masters a partir del 5 de abril, todo ha cambiado.

"Parece haber recuperado su juego. Está golpeando bien", comentó Rupert Adams, un vocero del tomador de apuestas británico William Hill. "La armadura parece estar nuevamente en posición, y posiblemente el aura".

William Hill tiene a Woods como favorito 4-1 para ganar su quinto Masters, delante de Rory McIlroy con 5-1. Otros tomadores de apuestas tienen cifras similares. Ladbrokes las tiene iguales. Paddy Power y Coral consideran a Woods favorito de 7-2 y McIlroy 9-2.

Con 4-1, una apuesta ganadora de un dólar recibe 5, y a 7-2, 4,50.

"El cuatro veces campeón, después de su primera victoria en el circuito en 30 meses, tiene todas las probabilidades", dijo Ladbrokes sobre Woods en su cibersitio.

El Masters de este año será el primer torneo grande en el que Woods aparece como favorito desde el mismo torneo en el 2010, poco después de su crisis pública y privada.

"El Masters y Tiger son sinónimos después de aquella actuación extraordinaria cuando destruyó a sus rivales (en 1997)", afirmó Adams. "Si tiene un buen desempeño, aunque sea entre los diez primeros, creo que volveremos a ver a Tiger como el primer nombre en la boleta de apuestas, sin duda".