Tras de que el base y astro del Juego de Estrellas, Russell Westbrook, fuera enviado a la banca por acumular tres faltas, el dos veces campeón anotador de la NBA, Kevin Durant, asumió la responsabilidad ofensiva del Thunder de Oklahoma City.

Una vez embalado Durant en este papel, el poderoso Heat de Miami no volvió a recuperarse en el partido.

Durant logró 28 puntos, nueve rebotes y empató con ocho su mejor cifra de asistencias, Kendrick Perkins agregó 16 unidades — su número más alto de la temporada_, y el Thunder emprendió un trayecto difícil en su calendario de juegos tras derrotar el domingo en la noche 103-87 a Miami.

Los dos aspirantes al título de la liga comenzaron la jornada empatados con la segunda mejor foja de la NBA, tres juegos abajo de los Bulls de Chicago, en la contienda por el primer lugar de la preclasificación general para la postemporada.

Oklahoma City, líder del Oeste, se colocó en el segundo lugar en tanto que la revancha se jugará dentro de 10 días en Miami.

"Creo que fue una buena prueba para nosotros", dijo Perkins, que logró nuevas cifras altas de anotación en la temporada en dos partidos consecutivos.

"Salimos e hicimos lo que necesitábamos hacer y protegimos la localía ... Ahora tenemos que avanzar. No creo que haya que subirnos a la montaña rusa tras esta victoria", apuntó.

Oklahoma City logró 13 robos de balón — su cifra más alta de la temporada — y obligó a Miami a perder 21 veces la pelota, en tanto que el Thunder logró 28 puntos. Los tres jugadores importantes de Miami — LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh — tuvieron en conjunto 15 de esas pérdidas.

Wade fue el máximo anotador de Miami con 22 puntos pero perdió seis balones, su peor cifra de la temporada. Bosh logró 18 putos y perdió cinco balones en tanto que James terminó con 17 unidades, siete asistencias y cuatro balones perdidos.

"Algunos balones perdidos fueron por ataque del rival y otros por descuido", dijo James. "Comenzamos el partido perdiendo un balón. A partir de ahí, reincidimos perdiendo pelotas", agregó.

Oklahoma City se puso en ventaja y no volvió a perderla en los primeros cuatro minutos del segundo cuarto y la ampliaron después de que Russell Westbrook acumuló su tercera falta cuando faltaban siete minutos y medio para el medio tiempo.

Durant tuvo un gran papel en orquestar la ofensiva, anotó una bandeja y una canasta de salto desde la línea de tiro libre, también preparó la volcada a dos manos de Perkins y la bandeja de James Harden en contragolpe, durante una ofensiva 12-2 a favor del Thunder.

La bandeja de Harden puso al Thunder arriba en el marcador 55-42 cuando faltaban 2:01 para la conclusión del medio tiempo.

En otro partido, los Hawks de Atlanta derrotaron en su casa 139-133 al Jazz de Utah en un partido que se definió en cuatro tiempos extra. El partido fue el tercero en igual número de noches para Atlanta.

El encuentro fue el noveno de la NBA que se define en cuatro tiempos extra y el primero desde la victoria que consiguió Phoenix por 140-139 sobre Portland el 14 de noviembre de 1997. El partido también fue el tercero de más duración en la historia de la NBA.

Joe Johnson consiguió 37 puntos, Josh Smith agregó, 22, y los Hawks pusieron fin a la racha de seis triunfos de Utah.

"Fue increíble", expresó Johnson, quien terminó agotado. "Tuve que sobrellevarlo con una sonrisa. Jamás había disputado un encuentro como éste", agregó.

En los demás resultados del día, Phoenix 108, Cleveland 83; Minnesota 117, Denver 100; Boston 88, Washington 76; San Antonio 93, Filadelfia 76; Portland 90, Golden State 87, y Memphis 102, L.A. Lakers 96.