Mandatarios de diversos países y observadores internacionales elogiaron el lunes la última ronda de las elecciones presidenciales de Senegal, y señalaron que la votación pacífica del país y sus rápidos resultados dieron esperanzas a una región que durante mucho tiempo se ha visto acosada por golpes de Estado y regímenes dictatoriales.

En una acción inesperada pocas horas después del cierre de urnas, el presidente Abdoulaye Wade se puso en contacto con su oponente y ex protegido Macky Sall para felicitarlo por el triunfo. Los felices partidarios de Sall han empezado a festejar en las calles luego que los resultados preliminares le dan una clara ventaja.

El presidente nigeriano Goodluck Jonathan dijo que las elecciones pacíficas de Senegal son una señal esperanzadora, días después de que el presidente de Mali, Amadou Toumani, fuera derrocado en un golpe de Estado. Toumani se encontraba en el poder desde 2002 en un segundo periodo.

"Si hubo alguna duda, esta elección demostró que la base de la democracia senegalesa es roca sólida", dijo. "Esto es bueno para el pueblo senegalés y también para nuestra subregión, especialmente en un momento en que uno de nuestros países hermanos enfrenta retos graves de orden constitucional".

Jonathan también elogió a Wade "por aceptar gentilmente la derrota, dando muestras de una gran madurez y liderazgo".

El presidente francés Nicolas Sarkozy también elogió las votaciones, que suceden después del violento proceso electoral anterior que dejó al menos a seis personas muertas.

"Es muy buena noticia para Africa en general y para Senegal en particular", dijo Sarkozy en la estación de radio France Info. "Cuando uno observa lo que sucede en Mali, (la elección en Senegal) es motivo de esperanza para toda Africa".

___

Los periodistas de The Associated Press Rukmini Callimachi y Tomas Faye contribuyeron a este despacho.

___

Krista Larson está en Twitter como: www.twitter.com/klarsonafrica.