Los buzos recuperaron el lunes cinco cadáveres recientemente hallados en los restos del crucero Costa Concordia, dos meses después que el crucero encalló en un arrecife y escoró en aguas de la costa toscana.

La agencia de protección civil italiana dijo que para la tarde del lunes, los buzos habían sacado los cinco cuerpos localizados la semana pasada entre los escombros del navío encallado cerca de la isla de Giglio.

El hallazgo de los cuerpos la semana pasada elevó a 30 el número de cadáveres encontrados. Aún se desconoce el paradero de dos personas, y se presume que están muertas.

No se han dado detalles sobre los cuerpos recién recuperados.