El Inter de Milán despidió el lunes al técnico Claudio Ranieri tras una racha adversa en la que ganaron apenas uno de 10 partidos en la liga italiana.

La gota que derramó el vaso se produjo el domingo con la derrota 2-0 ante su archirrival Juventus.

El club informó en su portal de Internet que Andrea Stramaccioni, el entrenador de una filial juvenil, asumirá como técnico interino del Inter,

Stramaccioni dirigió a los juveniles del Inter a una victoria sobre Ajax en un torneo de promesas el domingo.

Ranieri, ex técnico de Chelsea, Roma, Juventus y Valencia, había sido nombrado en septiembre en lugar de Gian Piero Gasperini. Pero su gestión se vio complicada por varias lesiones y la incapacidad del equipo para asimilar la salida de Samuel Eto'o.

Inter ha perdido 12 partidos en esta temporada de la Serie A, a uno de la peor marca del club que fijó en 1947-48. También quedó eliminado en los octavos de final de la Liga de Campeones al perder ante Olympique de Marsella, encajando goles en los últimos minutos.

A primera hora del lunes, el presidente del Inter Massimo Moratti había dicho que se inclinaba por mantener a Ranieri hasta el término de la temporada. Pero cambió de parecer tras una reunicón con los directivos Marco Branca y Piero Ausilio.

La derrota ante la Juve provocó que el Inter cayera al octavo lugar, a 22 puntos del líder Milan.