Wayne Rooney catapultó al Manchester United a la cima de la liga Premier inglesa al marcar el lunes el gol de la victoria 1-0 sobre Fulham.

La sexta victoria de los vigentes campeones del fútbol inglés les dejó al frente con una ventaja de tres puntos. El United capitalizó el empate 1-1 que su perseguidor Manchester City sacó el sábado de visita a Stoke.

En Old Trafford, Rooney llegó a los 21 goles en la liga al facturar a los 42 minutos.

A falta de ocho partidos en el torneo, y con un calendario en teoría más favorable al del City, los dirigidos por Alex Ferguson se perfilan favoritos para ampliar a 20 su récord de títulos de liga.

"Hay que decir que estamos en buena posición, pero no es definitivo", dijo Ferguson. "Hemos hecho un gran partido esta noche, la clase de rendimiento que necesitamos para el resto de la temporada", dijo el técnico de Man U Alex Ferguson.

El portero del Fulham Mark Schwarzer hizo magníficas atajadas a disparos de los volantes Ashley Young y el ecuatoriano Antonio Valencia en la segunda mitad, pero el United enfrentó algunos momentos de nerviosismo en los últimos 10 minutos, pues podría haber concedido un penal tardío cuando Michael Carrick pareció trabar a Danny Murphy en el área.

Rooney ha recuperado su olfato goleador justo en el momento adecuado para el United y ya lleva 11 tantos en los últimos nueve partidos en todas las competencias.

Ahora está a sólo cinco goles del Robin van Persie, artillero de Arsenal, en la tabla de cañoneros de la liga Premier y a la misma cantidad de igualar su récord de dianas en la liga en una temporada.

Fulham se fue masticando una derrota con un gol que pudo haber evitado, ya que su zaguero John Arne Riise no despejó un pase que Young envió desde la izquierda.

El defensor del United Jonny Evans, que había subido para un tiro de esquina, dejó el balón frente al arco para que Rooney lo metiera a la red desde el borde del área chica.

Salvo por un par de remates a distancia de su goleador estadounidense Clint Dempsey, Fulham — que se encuentra 13ro en la tabla se replegó en el fondo, aunque el United no creó ocasiones claras.

La segunda parte fue aún más desnivelada. A los 47, Schwarzer atajó un tiro de Valencia a quemarropa, y luego el arquero también detuvo bien un disparo de Young que iba con efecto.

Como la diferencia de goles es un factor que podría influir en el descenlace de la temporada, el United se lanzó al ataque en un intento por reducir la ventaja de tres tantos que le lleva el Manchester City en la tabla, y a los 63 envió al terreno al artillero mexicano Javier "Chicharito" Hernández. Pero el 1-0 se mantuvo.