Estados Unidos anunció el lunes la suspensión de las preferencias comerciales que concedía a Argentina como respuesta a la negativa de la nación sudamericana a pagar a dos compañías estadounidenses una compensación cercana a 300 millones de dólares.

El representante comercial estadounidense Ron Kirk exhortó al gobierno argentino a "pagar las compensaciones. Ello nos ayudará a considerar la reinserción de Argentina en el GSP y promover el crecimiento de una relación de inversiones y comercial mutuamente beneficiosa".

Al notificar su decisión al Congreso, el presidente Barack Obama acusó a Argentina de "no actuar de buena fe respecto al cumplimiento de fallos arbitrales a favor".

El Sistema Generalizado de Preferencias (GSP por sus siglas en inglés) es un programa creado por Estados Unidos en 1974 para promover el crecimiento económico de 129 naciones en desarrollo al permitir el ingreso de 4.881 productos al mercado norteamericano libre de impuestos. En 2011, el valor total de artículos importados que ingresaron a Estados Unidos sin pagar impuestos ascendió a 18.500 millones de dólares, incluyendo bienes argentinos valorados en 477 millones de dólares.

El despacho de Kirk dijo que además de Argentina, las otras naciones excluidas son Siria, Bielorrusia y Sudán. Al excluir a Argentina, Estados Unidos decidió el lunes incluir a Sudán del Sur en el GSP.

Argentina no ha pagado la deuda en su intento por detener la fuga de capitales, tras devorarse 10.000 millones de dólares de sus reservas el año pasado, dijo a The Associated Press la analista Milagros Gismondi, de la consultora Orlando Ferreres y Asociados.

Obama formuló su anuncio apenas dos días después de que la embajada argentina convocó en la capital estadounidense a directores de varios ministerios argentinos para establecer una nueva política de promoción comercial y de atracción de inversiones en Estados Unidos.

En un comunicado, la cancillería argentina indicó que las dos empresas beneficiadas por la decisión del tribunal arbitral internacional "jamás aceptaron iniciar los trámites de cobro de las sentencias, de acuerdo al reglamento del ente arbitral y la legislación argentina".

Agregó que "tampoco las autoridades comerciales de Estados Unidos aceptaron la propuesta argentina de resolver el diferendo interpretativo sobre el reglamento del CIADI, insistiendo en obligar que se aplique un mecanismo contrario al sistema legal vigente en la Argentina".

Este es el segundo pronunciamiento crítico de Washington sobre Argentina en marzo, ya que incluyó por primera vez a la nación sudamericana entre los países que registran mayor lavado de dinero en el mundo en su estrategia para el control del narcotráfico internacional correspondiente a 2012.

Según el diario La Nación, Argentina intentó obligar a las dos empresas estadounidenses a cobrar su compensación en territorio argentino, lo que las sometería a estrictos controles de cambio y en condiciones similares a las aceptadas por tenedores de bonos que aceptaron una reducción de 70% de su patrimonio en 2005 y 2010.

-----

Luis Alonso Lugo está en Twitter como: https://twitter.com/‥!/luisalonsolugo

____

Michael Warren en Buenos Aires contribuyó con este despacho.