La secretaria del Trabajo Hilda L. Solís elevó el lunes al Salón de Honor de Asuntos Laborales a los líderes del movimiento a favor de los derechos de los jornaleros y bautizó un auditorio con el nombre de César Chávez.

"El movimiento de los jornaleros comenzó con personas que no tenían dinero ni influencia. Muchos eran nuevos en este país y vivían de temporada en temporada. Eran campesinos trabajadores que solo pedían dignidad y trato justo", dijo Solís durante la ceremonia. "Mi padre era un Bracero. Solo en Estados Unidos la hija de un jornalero puede presentarse ante ustedes como la secretaria estadounidense del Trabajo".

Al acto acudieron Dolores Huerta, Arturo Rodríguez y otros dirigentes de la Unión de Campesinos (UFW por sus siglas en inglés), creada en 1966 y que logró el primer contrato colectivo entre jornaleros y granjeros, bajo el liderazgo del activista César Chávez.